Hilo de Sisal

La fibra de sisal se obtiene de la familia del agave, una planta de hojas largas presente en las zonas tropicales. Esta fibra es recogida por una máquina en la que la hoja es aplastada por unos rodillos y luego mecánicamente raspada. La fibra es lavada y secada por el medio mecánico o natural. La fibra secada representa sólo el 4 % del peso total de la hoja. Una vez que la fibra se seca, es mecánicamente cepillada dos veces. Los hilos brillantes, por lo general blancos, hacen un promedio de 80 a 120 cm en la longitud y 0.2 a 0.4 mm en el diámetro.

Esta fibra es muy valorada para la fabricación de cuerdas debido a su fuerza, durabilidad, capacidad de estiraje, la afinidad para ciertos colorantes, y la resistencia al deterioro por efecto del agua. Una de las aplicaciones industriales del sisal, en concreto, la fibra de grado media es usada para la fabricación de cuerdas. Las características de la cuerda de sisal, gran resistencia a la tracción, buena capacidad de agarre y seguridad en el nudo, hacen que sea una cuerda de múltiples aplicaciones en la agricultura, pesca y en la ganadería.

Artículo Sisal África.pdf